Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: Con la misma moneda.

domingo, 30 de marzo de 2014

152 rosas

El viernes me perdí el fallo de 152 rosas blancas, pero me dieron es soplo de que ¡soy una de las seleccionadas! Estoy deseando tener el libro en mis manos, la portada, desde luego, es preciosa.

Follow on Bloglovin

jueves, 27 de marzo de 2014

El secreto de las cartas

 Hola a todos. Vuelvo con un nuevo proyecto de Adictos a la escritura. Esta vez era en dos fases: la primera, enviar la primera parte de un relato. La segunda, desarrollar la primera parte del relato que empezó otro adicto. La parte que me fue entregada está en cursiva y mi desarrollo en redonda. No sé si estoy del todo conforme con el resultado, pero ya sabéis que me gusta darles una vuelta de tuerca a las cosas y es lo que salió.

El secreto de las cartas
Estaba segura de que su esposo no lo notaría, después de todo, se había empeñado demasiado en ocultar esas cartas. Estaba confiado en que ella no las encontraría jamás, que no las releería y que, en consecuencia, jamás brotaría de nuevo en su corazón la llama de su intrincado amor.
Carlo le mostró una cara falsa para ofrecerle su ayuda, y Elisa no se había dado cuenta de que solo se ayudaba a sí mismo. Depositó en sus manos el amor que ella sentía por Ángel. Y ahora lloraba al notar que esas cartas nunca habían sido entregadas.
En el fondo era una cobarde. Si no lo fuera, dejaría a su marido en el acto y correría en pos de su amor, si es que aún seguía con vida. Pero no saber qué había sido de él, ni si después de tantos años la aceptaría a pesar del engaño al que habían sido sometidos, la llevó a actuar con discrección. Contrató un detective privado y siguió con su vida perfecta hasta que llegaran noticias. 
Cuando llegaron, no pudo contener su estupor. Ángel estaba casado. Felizmente casado. Y, según el informe, lo estaba aun antes de conocerla.
—Por eso no quería que te enteraras —dijo Carlo a su espalda. Estaba tan anonadada que no se había dado cuenta de que se había acercado y leído los papeles por encima de su hombro—. Le busqué para entregarle la carta, como te prometí. Le encontré en un hospital y su mujer estaba con él. Sabía que si te lo contaba en ese momento no podrías soportarlo y luego... simplemente pensé que era preferible que siguieras creyendo que lo vuestro fue hermoso a que te amargara la verdad. Sólo quería que fueras feliz.
Elisa no respondió, y él abandonó la habitación. Minutos más tarde, ella corrió a sus brazos. Sorprendido, Carlo le devolvió el abrazo sin parar de decir que lo sentía. Elisa sintió entonces algo más que simple cariño por ese hombre maravilloso que siempre había estado a su lado. Ahora que el fantasma de su relación con Ángel se había disuelto tras mostrar su verdadera cara, supo que en su matrimonio había espacio para sentimientos más profundos que la amistad y el simple afecto.
------------------------------------ 
Follow on BloglovinTodas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

domingo, 23 de marzo de 2014

No todo son relatos... Funda de Ebook

El otro día estaba haciendo mi nueva falda (¿de dónde saqué tiempo?... pues no lo sé) y, con los trocitos que quedaban, decidí hacer un poco de reciclaje y de paso decorar mi sosa y aburrida funda de ebook. ¿Qué os parece?
porta ereader
Follow on Bloglovin

martes, 11 de marzo de 2014

Escondido

Este relato lo hice hace un montón en un intento por incursionar en el género del terror ^^.

Escondido
Escondido en el conducto de ventilación, con la única esperanza de que la policía llegara en cualquier momento, observó el hilo de luz que apareció en el suelo cuando su torturador abrió la puerta de la habitación. El tranquilo taconeo de sus zapatos le indicó que había entrado y comenzado una búsqueda metódica por la sala.
-La policía no vendrá, chico malo -dijo con su voz alegre y cándida, tan incongruente con su personalidad perturbada-. Todas las llamadas realizadas desde ese teléfono están desviadas al mío. He sido yo el que ha respondido
Lágrimas silenciosas resbalaron por sus mejillas mientras hacía lo posible por contener el temblor que le invadía. Su torturador salió de la habitación con calma, dejando la puerta abierta, pero no se hizo ilusiones. Estaba atrapado y, tarde o temprano, daría con él.
--------------------------- 
Follow on BloglovinTodas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.