Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: La reina del correveidile.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Viaje

Hola a todos. Habréis notado que la longitud de los (pocos) textos que cuelgo últimamente es menor... y es que mi tiempo no da más de sí. Todavía tengo que leer los ejercicios de Adictos a la escritura del mes pasado, con eso lo digo todo. Aunque estoy contentísima con mis prácticas, tantas horas de curro (hay días que no paro de 7 a 7) consiguen que mi poco tiempo libre lo dedique a descansar... nada que me haga pensar mucho o desarrollar la creatividad, y si puedo evitar la pantalla del ordenador mejor que mejor ^^. Por suerte, esta semana acabo mis cursos online y tendré un leve respiro... Pero en fin, me voy por las ramas. El ejercicio de Adictos a la escritura este mes consistía en hacer un relato a partir de la primera frase de una novela, sin que el relato tenga que ver con la novela en sí. Dado que en el momento en que escribí el texto estaba leyendo Arsenio Lupin, caballero ladrón, usé la primera frase del mismo que era: ¡Qué extraño viaje! Lo que seguía tenía relación con un transatlántico, así que he cumplido con lo de que no tenga nada que ver...

Viaje
¡Qué extraño viaje! Los colores se volvieron más hermosos, y comenzó a elevarse hacia las estrellas, que le recibieron amorosamente hasta que empezó a clarear. Apenas había empezado a echarlas de menos cuando los rayos del cálido sol le arrullaron, haciendo que se durmiera con sus caricias...
Cuando despertó y comenzó a recordar no pudo evitar una sonrisa. Miró la bolsa de droga. Aún quedaba la mitad de su contenido. 
Debería tirarla, se dijo sin convicción. Esta mierda te jode la salud y la vida, sólo ha sido una vez, por probar. 
Pero los recuerdos de esa maravillosa noche le asediaron el resto del día, hasta que finalmente cedió a la tentación. Días después fue en busca de otra dosis, diciéndose que un poco de vez en cuando no hace daño a nadie. Un par de meses más tarde estaba completamente enganchado, aunque sus viajes ya no eran tan agradables. Se sentía atrapado, y la droga no le dejaba escapar. Finalmente se rindió, triplicó la dosis y se embarcó en su último viaje.
------------------------------------- 
Follow on BloglovinTodas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

10 comentarios:

  1. Cielos! No me esperaba un viaje de ese tipo....
    hehe saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Deby!! Y yo pensando que era un viaje astral... :-P
    Sólo un par de cositas: en la segunda frase en cursiva, su pensamiento, no crees que quedaría mejor cambiar coma por punto antes de "sólo"??
    Al principio reiteras "empezar", y en el último párrafo repites "días".

    Me gustó el relato, además, siendo tantos en adictos, siempre se agradece la brevedad (aparte de que te quedan muy bien los micros)
    Suerte con los estudios!!

    Beso!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Estabas enfadada cuando lo has escrito? en pocas palabras lo has mandado al otro lado. Has dado los detalles precisos para saber que hace pero no los suficientes para saber quien es, solo lo que siente. Me gusta el relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Calidad a cantidad, a mí me vienen encantando tus relatos por más que sean cortos (de por sí me gustan los relatos cortos). Un gran ejemplo de que no se necesitan muchas palabras para escribir una buena historia.

    Me sorprendió el relato, al principio todo es tan apacible que descubrir la realidad fue o.O jaja

    Muy bueno!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo hice un poco a todo correr, así que algunos fallos se me han escapado... Tenía que meterle alguna vuelta de tuerca, ya que era breve, al menos tenía que intentar evitar que fuera predecible ^^

    ResponderEliminar
  6. Deborah: Este tipo de viaje ha atrapado a muchos.
    Hay una película gringa, cuyo personaje principal en Michel Douglas. Él , siendo un hombre dedicado a combatir el narcotráfico, descubre que su hija está metida hasta lo más profundo de la drogadicción.
    Cuando se da cuenta que es inútil tratar de acabar con las drogas, de tanta corrupción que existe a nivel de todos los países; renuncia a su cargo y se va a su casa a cuidar a su hija, diciendo : "Que cada quién cuide a sus hijos. Es la única forma de combatir la drogadicción"
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  7. Corto sí, pero has narrado una historia clara e intensa que me ha hecho pensar en ese final desde la primera frase, como quien dice. Muy bueno, me ha gustado mucho. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Nota al margen, creo que Arsenio Lupin es, ¿como lo diría? Sherlock y Poirot son predecibles, mas Arsenio, no, lo que para mí es lo mismo que decir que les da un par de vueltas a ambos y sin que se enteren. Es uno de esos casos en que no se ha hecho justicia (literaria, claro).

    Relato corto, sí, cierto, pero intenso = mola, me gusta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cortito y contundente.

    Un abracete
    Antonio V. García.

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno y para tomar conciencia. Felicitaciones :)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.