Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El cáliz.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Presentación de mis libros

Pues sí, al final hay presentación de Atrapada en otra dimensión (por cierto, quedan poquísimos ejemplares, al final tendré que hacer tercera edición), junto con Incursores de la noche. Ya imagino lo que váis a decir: "Ya era hora, tía pesada. La ibas a hacer en enero o como tarde en febrero". Pero bueno, entre unas cosas y otras lo fui dejando y para cuando tuve tiempo no quedaba nada para sacar Incursores de la noche. Y claro, teniendo en cuenta que siento auténtico pánico sólo de pensar en preparar todo este tinglado, pensé que, ya puesta, lo hacía de ambos libros.
Será el día 6 de octubre, sábado, a las 19:30 en el bar Criper, situado justo enfrente de Alcorcón central.
cartel
Os dejo un mapa más grande para que lo veáis más fácilmente. En metro es la parada Alcorcón central de metrosur, según salís de los picas a la derecha y por las escaleras mecánicas. Hay dos bares en las esquinas, pues es el de la izquierda. En cuanto a la renfe, si venís desde Madrid hay que dar la vuelta a través del metro y si venís desde Móstoles es todo recto (no tiene pérdida, si no veis la parada de taxis vais mal).
mapa
Y eso es todo. Espero que vengáis todos los que podáis, porque estoy nerviosísima y es la primera vez que hago una cosa de estas ^^.
Por cierto, agradecería toda la difusión que podáis darle al acontecimiento ;-)

miércoles, 26 de septiembre de 2012

El futuro de la raza (+18)

Otra vez toca proyecto de Adictos a la escritura y esta vez había que hacer... un relato gore. La verdad es que nunca hice nada parecido mi ánimo estaba bastante pasteloso, pero me ha salido esto. No es excesivamente gore, sólo un poquito de tortura, pero aún así lo pongo para mayores de 18 por si las moscas.
La supervivencia de la raza
El sacerdote orco se acercó a los prisioneros, cuchillo en mano. Eran pocos los que habían logrado capturar vivos, porque preferían suicidarse a soportar lo que les harían si les capturaban, pero serían suficientes para complacer a su dios. Cuando se acercó al primero de los prisioneros, sus propios hombres dieron un paso atrás, aterrorizados.
Ninguno de ellos comprende, pensó mientras abría en canal al aterrorizado humano y procediendo a sacar sus órganos uno por uno, metiendo cada uno de ellos en urnas especiales. Gracias a su magia, el humano no moriría hasta que se le arrancara el corazón, lo que no significaba que no sintiera todos y cada uno de los cortes, haciendo que sus gritos de agonía resonaran por el templo. Es lo que ellos hicieron en su momento.
Una vez que tuvo el corazón del infeliz en la mano, utilizándolo para cubrir de sangre a los que se habían iniciado en esa batalla como premio a su valor, se acercó al segundo de los humanos, que ya había evacuado todo cuanto tenía en el cuerpo. Pronto se dio cuenta de que este no valdría, por su raza y porque no tardaría en morir por las heridas recibidas. Para que el rito se celebrara con éxito era necesario que siguieran vivos cuando se les arrancaba el último órgano, así que se limitó a rajarle la garganta y esperó pacientemente a que el resto de su sangre saliera del cuerpo y entrara junto la de su compañero por el sumidero. Aunque su cuerpo no sirviera, su líquido vital sería de utilidad para alimentar a los iniciados.
Una vez no quedó ni una gota del valioso líquido, se dirigió al último de ellos, que, al dar un paso atrás su guardián por deferencia, aprovechó para sacar un trozo de roca afilada que había mantenido escondida y acabar con su propia vida.
Enfadadísimo, el sacerdote hizo que prendieran y ajusticiaran al incompetente guardián con varios días de castigo, tras lo cual ordenó trasladar el primer cuerpo y sus órganos a las cámaras subterráneas. Los orcos lo hicieron, a disgusto, y salieron rápidamente de allí.
No, no comprendían que eso era necesario para el futuro de la raza. Tampoco a él le gustaba torturar a los infelices, pero era la única forma de que el ritual funcionara. Por eso preparó el cadáver con esmero, untando con productos químicos los órganos antes de volverlos a colocar en su sitio y enterrar el cuerpo en uno de los cubículos. Dentro de seis meses, cuando le desenterraran, un nuevo orco habría nacido.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

La niñera

Aquí va la consigna de este mes en el foro de Adictos a la escritura. La palabra es empecatado.
La niñera
Lilith miró por última vez al niño, justo antes de marcharse de la mansión. La verdad, ese pequeño de carácter empecatado la había acabado robando el corazón, a pesar de que su primer día como niñera había estado a punto de acabar con ella. Al final decidió llevárselo consigo. Después de todo, ahora que había logrado su objetivo, asesinar a su padre, un corrupto político viudo, el pequeño no tenia a nadie más que se ocupara de él.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

La vieja casa

 Nuevo proyecto de Comienza una historia, esta vez inspirándonos en el siguiente poema:
En todos los vestidos bordaban Nomeolvides.
Recuerdo la terrible infancia.
Iris, Nidia y yo, inmóviles, bajo el débil sol. O entrando y saliendo de la casa, por años.
Los árboles espectrales, bajo los cuales había piedras con vida; negras, blancas, grises, rayadas, de lomo curvo; les pasábamos la mano, o tocándolas con un tallo, hasta sentir el estremecimiento; abrían un ojo desfalleciente, lánguido, potente sólo por un segundo.
Y desde la casa nos llamaban, nos llamaban, nos llamaban.
La lista infinita de mandamientos y llamados.

Marosa di Giorgio.
Del libro Los papeles salvajes II. Editorial Adriana Hidalgo.

Ya sabéis que suelo tomarme mi tiempo para hacer los relatos, pero últimamente no lo tengo: entre el lamzamiento de Incursores de la noche, el inicio de las clases y hacer todo lo que tengo pendiente... en fin, no puedo más. Con decir que hasta antes de ayer no pude leer los de adictos a la escritura del mes de julio... creo que eso refleja la situación de estrés que estoy viviendo. Aun así, creo que ha salido pasable.
La vieja casa
Cuando heredó la casa decidió no poner un pie en ella. Todos esos inquietantes recuerdos de su infancia tenían relación con ese lugar y no quería revivirlos, pero la situación económica de su familia les empujó a tener que mudarse al lugar de sus pesadillas. Se sorprendió cuando vio una casa normal, acogedora. Sin duda, sus miedos e inquietudes eran infundados. Al menos, eso pensó hasta que su hija empezó a hablar de sus nuevas amigas, Iris y Nidia, a las que nunca llegó a ver, y de piedras vivientes bajo árboles espectrales.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.